Los bebés estadounidenses (Nacidos en los Estados Unidos) son más sociales e impulsivos que los de otros países, según un nuevo estudio. También, según sus madres, tienen más probabilidades de disfrutar de actividades altamente estimulantes, y menos probabilidades de ser infeliz o estar enojados, además son más fáciles de consolar cuando se enojan.

Investigadores de tres países compararon a niños de los Estados Unidos con los de Chile, Corea del Sur y Polonia. Ellos encontraron con que los bebes de Chile eran los más activos y más propensos a tener problemas para concentrarse en una tarea durante un período prolongado. Su oposición temperamental, según el estudio, eran los surcoreanos, que eran más propensos a tener largos períodos de atención y menos necesidad de correr y también fueron los más mimosos. Los bebés polacos eran más propensos a mostrar melancolía y tardaban más tiempo en consolarse cuando estaban molestos que sus primos extranjeros.

Resultados del estudio

El estudio, que fue publicado en la Revista Europea de Psicología del Desarrollo, usó cuestionarios sobre el comportamiento de los niños co-diseñado por una de las autoras, Maria Gartstein, y llenado por las madres. El cuestionario preguntaba con qué frecuencia los bebés presentaban casi 200 comportamientos diferentes en ciertas edades. Los investigadores clasificaron esos comportamientos en 14 características.

Si parece que los rasgos de los bebés cumplen un cierto conjunto de estereotipos, no es su imaginación. Gartstein, psicólogo de la Universidad Estatal de Washington, está probando la teoría de que el temperamento de los niños pequeños está muy influenciado por los valores de sus padres. La investigación ha demostrado, por ejemplo, que la sociedad americana no es muy tolerante con la negatividad, lo que puede significar que los padres estadounidenses están desanimando a sus hijos en cuanto a expresar emociones negativas.

De la misma manera, es posible, sugiere Gartstein, que los niños polacos puedan estar respondiendo a la disposición de su cultura a hablar de emociones y sentimientos.

Dejar respuesta